POESIAS DE RAMÓN MERINO

Son solo unas pocas

Son tantas que se podría toda esta página

Pero solo unas pocas son suficientes

Una muestra del talento, del cariño

Del alma, diría yo

Que le sobra y lo derrama

Y nos llena de arte y nos acaricia.

GRACIAS RAMÓN

 

 

NECESITO VIVIR

Necesito saber si las estrellas tienen luz propia

Necesito saber si hay otros mundos, otras verdades

Necesito saber si en las nubes existe algo más que espíritu de agua

Necesito creer que el cielo es cielo para todos

Necesito ver un niño con la sonrisa pegada a su rostro

¡Necesito tanto que apague la oscuridad de muchos momentos!

Voy a mirar tras las cortinas de mi nombre

Por ver si existe algo que huela a vida

Voy a volar con mi hermano viento para acariciar

Las flores que caminando piso

Voy a borrar todo lo que un día fue negro para mí

Voy a abrirme paso entre las brumas

Voy a besar una margarita para deshacer su soledad

Voy a dejar de preguntarme cada mañana

Si el amanecer es el principio

Voy a honrar a mis muertos con mi muerte

PERO DESPUES, CUANDO NO QUEDE NI UN SOLO RINCON DE MI MUNDO POR RECORRER

PARA VOSOTROS
he conocido gente cabalgando a lomos de un león
gente amarrándose con las manos al viento
irguiendo desafiante su pecho
he visto lagrimas escondidas tras palabras de consuelo
he conocido gente condenada a ser héroes
cada día de sus vidas
gente regateando tristezas para convertirlas en sonrisas
he visto esperanza tras las ruinas de una lucha
he conocido gente con tanta fuerza, con tanta humanidad
que mis ojos se han llenado de brillo.
GRACIAS AMIGOS, GRACIAS GENTE.

EL SILENCIO

Que cruel es el silencio, cuando mi boca

Trata de gritar para espantar los miedos.

Que injusto cuando se impone a las ansias

De compartir mi agonía

Un grito quedó perdido en mi garganta

Y con el una llamada de auxilio,

Un intento de desahogo,

Mil palabras se agolpan atascadas

Buscando sonido.

Son palabras de amor, de duda.

Son preguntas buscando respuestas

Que alivien mi desazón.

Que inoportuno este silencio, que aparece

Cuando más necesito ser escuchado.

TRISTEZA DE UN MOMENTO (depresión)

Silencio y relajación

Y después del silencio vallas

Esperanza y decepción

y después de la esperanza espinos

búsqueda desesperada y miedo

y después de la búsqueda nada

locura y más silencio,

ya no hubo después

todo se confundió en el vacío

hubo ansias de lucha

por algo mas que yo mismo

pero me sentí tan solo en la huida

nació algo nuevo cuando murió todo

fue ascendiendo hasta que......

una ráfaga de mal viento hizo tambalear su vuelo

TAN SOLO ERES…UN RETO

secuestraste la esperanza y la rescaté

me trajiste el silencio y con el la reflexión

me quitaste el olor, avivando mis recuerdos

me diste dolor y al dolor con amor vencí

robaste el futuro y llené mi vida de presente

me enseñaste la soledad y en ella me hallé

me mostraste el final y me hice amigo de él

me llenaste de miedo y a él me acostumbré

arrasaste mi existencia y la recompuse

me entregaste a la pereza y le canté poemas

me regalaste el inmenso vacío del tiempo

y en ello ando, aprendiendo a llenarlo.

ENFERMEDAD

a solas tu y yo, sin tapujos

tu cargada de veneno, yo armado de cariño

aprovechas resquicios de mi voluntad

para socavar, traidora, mi entusiasmo

en la mañana has despertado conmigo

en la noche has alborotado mi calma

pero nunca te sentí extraña, porque

el primer gozo de mis días es vencerte

el mayor derroche de jubilo el ignorarte

alejarte de mi no puedo, pero si calmarte

atravesando paredes, muros de congoja

me he arrancado una carcajada

se ha expandido mi corazón, como pompa

se ha roto la tristeza por el estruendo

en un segundo, sin medida, interminable

a solas mi risa incontenida y yo

tu no, esta vez no estabas invitada